Todo sobre Infertilidad en la mujer y en el hombre


Fertilidad en hombres y mujeres

Guía sobre la fertilidad en mujeres y hombres, te lo cuento todo.

Se diagnostica la infertilidad cuando no se logra el embarazo a pesar de tener sexo frecuente, sin protección, al menos por un año. En el caso de mujeres mayores de 35 años el período de espera se reduce a seis meses.


Preguntas | Respuestas | Opiniones

¿Qué es la Infertilidad?

La mayoría de las parejas logran concebir dentro de los seis primeros meses a partir de que comienzan a intentarlo, cuando tienen sexo frecuente, sobre todo durante los días fértiles de la mujer.

  • En general, después de doce meses de relaciones sin protección, aproximadamente el 90% de las parejas logran el embarazo.

El principal signo de infertilidad es la incapacidad de la pareja para concebir, sin que haya ningún otro síntoma evidente.

Pero, en algunos casos, una mujer infértil puede tener períodos de menstruación anormales, y un hombre infértil puede presentar síntomas de problemas hormonales, como cambios en el grosor del cabello, o problemas sexuales.

Aunque la pareja no debe preocuparse por un posible problema de infertilidad antes del año de estar buscando el embarazo, la mujer debe pedir una opinión médica si es mayor de 35 años y lleva seis meses sin concebir, a pesar de estar intentándolo.

También se aconseja que vaya a una consulta médica en el caso de que;

  • Menstrúe de forma irregular
  • No tenga menstruación
  • Menstruaciones muy dolorosas
  • Ha sido diagnosticada con endometriosis o inflamaciones pélvicas
  • Ha tenido más de un aborto espontáneo

En el caso del hombre, requerirá la atención de un especialista si tiene un historial de problemas sexuales, testiculares o de próstata, o si presenta un bajo conteo de espermatozoides.

Aunque el embarazo se produce en el cuerpo de la mujer, las causas de la infertilidad se reparten, estadísticamente, en la tercera parte de los casos por problemas en el hombre, otra tercera parte por problemas que involucran tanto al hombre como a la mujer, y la tercera parte restante por problemas en la mujer.

¿Cuáles son las Causas de la Infertilidad?

Las causas más comunes de la infertilidad masculina son:

  • Producción o función anormal de los espermatozoides debido a diversos problemas, como pueden ser testículos no descendidos, defectos genéticos o infecciones repetidas.
  • Problemas con la entrega de los espermatozoides, lo que puede ser causado por eyaculación precoz o relaciones dolorosas; algunas enfermedades genéticas, como la fibrosis cística; bloqueo de la parte de los testículos que contiene los espermatozoides.
  • Problemas relacionados con la salud general y el estilo de vida, como una mala nutrición, la obesidad, el consumo de alcohol o drogas o la adicción a fumar.
  • Sobreexposición a ciertos factores ambientales, como pesticidas y otros productos químicos.
  • Los daños relacionados con el cáncer y sus tratamientos, tanto la radiación como la quimioterapia pueden reducir severamente la producción de espermatozoides.
  • La edad puede ser otro factor, ya que los hombres mayores de 40 años pueden ser menos fértiles que los hombres jóvenes.

En el caso de la infertilidad femenina, las causas más comunes son:

  • El daño o la obstrucción de las Trompas de Falopio, cuya razón más frecuente es una enfermedad de transmisión sexual llamada Clamidiasis.
  • Laendometriosis y los desórdenes de la ovulación, entre cuyas causas pueden estar los tumores, la ejercitación en exceso y la inanición, así como por efecto secundario de algunos medicamentos.
  • Otras causas pueden ser el síndrome de los ovarios poliquísticos, altos niveles de la hormona prolactina, la menopausia precoz, los desórdenes relacionados con el funcionamiento de la tiroides, el cáncer o sus tratamientos, y algunas enfermedades que se asocian con el retardo en el desarrollo durante la pubertad, como las enfermedades renales y la diabetes.

Además, existen los conocidos factores de riesgo, tanto para la infertilidad en el hombre como en la mujer, como;

  • El tabaco
  • El consumo de alcohol
  • No tener un peso adecuado, tanto por sobrepeso como por desórdenes alimenticios

Pruebas de infertilidad

Alrededor de un tercera parte de los casos de infertilidad no tienen causas conocidas, lo que en términos clínicos se conoce como infertilidad no explicada.

De manera general, las pruebas que se realizan para identificar las causas de infertilidad en los hombre conllevan en;

  • Exámenes físicos generales
  • Pruebas hormonales
  • Conteo de espermatozoides
  • Análisis del semen
  • Ultrasonidos transrectal y escrotal para detectar eyaculación retrógrada o la obstrucción del conducto eyaculatorio

En el caso de la infertilidad femenina se realizan pruebas de;

  • Ovulación
  • Estudios imagenológicos
  • Laparoscópicos para detectar posibles bloqueos de las trompas
  • Endometriosis
  • Pruebas genéticas
  • Pruebas hormonales

No todos los casos requieren de todas las pruebas. La conducta a seguir en la aplicación de las pruebas dependerá de la opinión del especialista, de los problemas que se detecten y, por supuesto, del acuerdo a que se llegue entre el especialista y la pareja infértil.

Tratamientos para la infertilidad

Los tratamientos para la infertilidad dependen de su causa, del tiempo que se lleva en esa condición y de las edades de los miembros de la pareja.

Y, aunque algunas causas de infertilidad no se pueden corregir, en la mayoría de esos casos se puede recurrir a la reproducción asistida con la tecnología u otros procedimientos existentes.

En el caso de los hombres con problemas sexuales generales, como la impotencia o la eyaculación precoz, son tratados con medicación o con terapias para la conducta. Si el conteo de espermatozoides es la causa de la infertilidad, puede ser corregido con cirugía o con tratamiento con hormonas.

  • Incluso se puede, en algunos casos, tomar el semen directamente de los testículos para inyectar los espermatozoides directamente en el óvulo, a nivel de laboratorio.

En el caso de las mujeres con desórdenes de ovulación, el tratamiento más frecuente es con drogas de fertilidad las cuales regulan o inducen la ovulación, actuando de forma similar a como lo hacen las hormonas en el organismo.

Además, se pueden suministrar otros medicamentos específicos cuando la mujer presenta algún tipo de enfermedad que se sospeche sea la causa de la infertilidad.

En cualquier caso, la aplicación de estos tratamientos basados en drogas debe ser indicada y seguida por el médico especialista en fertilidad, y conocedor del estado general de la mujer.

En algunas situaciones es necesaria una intervención quirúrgica para tratar la causa de la infertilidad. Tal puede ser el caso del bloqueo de las trompas de Falopio u otros trastornos similares.

En que consiste la Reproducción Asistida

Si se considera que no existe forma de corregir las causas de la infertilidad, el especialista puede indicar el uso de la Tecnología de Reproducción Asistida (TRA). Esta siempre incluye un equipo multidisciplinario de especialistas.

Fertilización in Vitro

La más conocida de estas técnicas es la Fertilización in Vitro (FIV), en la cual se extrae el óvulo maduro de la mujer para que sea fertilizado fuera del cuerpo, en condiciones de laboratorio, y luego es reimplantado en el útero en los 3 a 5 días posteriores a la fertilización.

La FIV puede ser aplicada en conjunto con técnicas de micromanipulación en las cuales se inyecta un solo espermatozoide directamente en el citoplasma del óvulo.

Estimulación Electrica

Otras TRA consiste en la estimulación eléctrica o por vibración de la eyaculación para obtener el semen, que suele ser aplicada en hombres con daños en la médula espinal.

También es posible la aspiración del semen por métodos quirúrgicos, lo que permite extraerlo de otras partes del sistema reproductivo cuando está bloqueado el conducto eyaculatorio.

La llamada eclosión asistida intenta implantar el embrión en el revestimiento del útero abriendo su cubierta externa.

Como podemos apreciar, se pueden aplicar múltiples tratamientos para tratar la infertilidad, diferenciados según las causas y todos con el mismo objetivo: lograr el embarazo.

En general son tratamientos costosos y que requieren de la voluntad de someterse a pruebas que pueden ser muy molestas. Pero las parejas que están decididas a recorrer ese camino, con una gran probabilidad, encontrarán la gran recompensa al final del mismo.

Todo sobre Infertilidad en la mujer y en el hombre
Valora mi trabajo, ¿te fue útil?

¿Que te ocurre? Deja tu comentario