¿Qué es la gastritis?

La gastritis consiste en una inflamación o irritación de la mucosa que recubre las paredes del interior del estómago. La gastritis puede obedecer a diferentes razones, pero el resultado siempre es el mismo: la irritación, la inflamación o incluso, la erosión del recubrimiento del estómago.

¿Sufres de gastritis durante el embarazo?

Síntomas

  • Dolor en el área superior del abdomen.
  • Sensación de indigestión que puede empeorar o mejorar luego de comer.
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Sensación de llenura después de comer.

Durante el embarazo los cambios que experimenta el cuerpo pueden hacer a la futura madre más susceptible a la gastritis. Por otra parte, si ya se sufría de gastritis antes del embarazo, es posible que los síntomas empeoren.

Artículos que me ayudaron a mi y a muchas mujeres embarazadas:

La gastritis en el embarazo

Uno de los síntomas característicos de los primeros meses del embarazo son las náuseas y los vómitos.  La aparición de las náuseas durante el embarazo apunta a una combinación de los diversos cambios hormonales y emocionales que ocurren durante esta etapa. Por otro lado, a medida que el bebé va creciendo, presiona el estómago y otros órganos, pudiendo ocasionar acidez y otras molestias estomacales.  Estos trastornos son pasajeros y normalmente, pueden aliviarse con algunas medidas simples. Además, se aconseja:

  • Evitar que el estómago esté vacío.
  • Alejarse de los olores que sean desagradables.
  • Comer más frecuentemente y en porciones pequeñas.

Si las náuseas y/o vómitos no se alivian, se debe consultar con el doctor cuanto antes, ya que siempre hay peligro de una deshidratación. Además, si estos síntomas son muy severos, el médico debe descartar otras patologías que si requieren de tratamiento médico.

Para determinar la causa de la gastritis durante el embarazo, el médico deberá considerar el historial del consumo de sustancias irritantes por parte de la embarazada como los antiinflamatorios y la cafeína o el cigarrillo, alguna infección estomacal por helicobacter pylori, o el consumo de alcohol.

El doctor también necesitará saber si el dolor o la acidez se calman o no después de terminar de comer, así como otros detalles de las molestias, como si están acompañadas de gases, para determinar finalmente el origen de la gastritis.

No obstante, existen muchas alternativas distintas a las farmacológicas para tratar los problemas digestivos asociados a la gravidez, así que si sufres de gastritis durante el embarazo, combátela con estos 5 remedios naturales:

1.-Agua De Coco: El agua de coco es uno de los remedios más eficaces para el tratamiento de la gastritis, ya que facilita la digestión y ayuda a expulsar las toxinas y desechos de los intestinos. Propina un equilibrio adecuado entre vitaminas y minerales lo que neutraliza la acidez y la alcalinidad estomacal. Se recomienda beber agua de coco a diario para obtener resultados rápidos y satisfactorios.

2.-Ajo: Dos dientes de ajo en la mesa diariamente ayuda a reducir los síntomas de la gastritis en forma efectiva. El ajo detiene la multiplicación de las bacterias que ocasionanla gastritis y por lo tanto, inhibe su desarrollo. También previene la irritación en la mucosa gástrica, controla el exceso de producción de ácido clorhídrico y reduce la acidez, un síntoma característico de la gastritis. El ajo es rico en azufre, un compuesto conocido por actuar como protector del estómago.

3.-Agua de arroz: El agua de arroz es otro remedio que ayuda a mejorar los síntomas de la gastritis durante el embarazo. Actúa como calmante y tranquilizante para el estómago y también ayuda a expulsar los gases, aliviando la hinchazón abdominal.Tiene abundante almidón, el cual se diluye en el estómago y reduce los síntomas de la gastritis.

4.-Jugo de zanahoria y espinacas:La zanahoria junto con la espinaca es uno de los remedios naturales más beneficiosos para la gastritis durante el embarazo. Tiene propiedades antiinflamatorias y también mitiga los espasmos dolorosos.  Además, estos vegetales aportan vitaminas y minerales muy beneficiosos para el desarrollo del bebé.

5.-Infusión de manzanilla y jengibre: El jengibre es una raíz con grandes propiedades digestivas: ayuda a aliviarlas úlceras estomacales, reparalos tejidos del estómago, trata la indigestión, combate las náuseas y estimula la digestión de las grasas.  En combinación con la manzanilla, es uno de los mejores remedios contra la gastritis, siendo seguro su consumo durante el embarazo.

La gastritis durante el embarazo se manifiesta de diversas formas, sin embargo, pueden reducirse los síntomas y disfrutar plenamente de esta hermosa etapa si se mantiene una alimentación balanceada, eliminando los productos causantes de este problema digestivo.