Cuando una mujer embarazada se alimenta bien, permite garantizar que el bebé reciba todos los nutrientes que requiere para su crecimiento y desarrollo. Una dieta equilibrada y sana debe incluir: proteínas, granos, lácteos, frutas y vegetales.

¿Qué riesgos trae la comida de mar durante el embarazo?

La mayoría de estos alimentos no comporta mayores riesgos para las gestantes, resultando perjudicial la carencia de vitaminas y minerales producto de una alimentación no adecuada.

Artículos que me ayudaron a mi y a muchas mujeres embarazadas:

Una de las preguntas más frecuentes de las futuras madres a los obstetras es ¿Qué riesgos trae la comida de mar durante el embarazo?

Los pescados y mariscos son ricos en vitaminas y ácidos grasos Omega 3, esenciales para el desarrollo del cerebro del feto en el vientre materno, así que su consumo, en lugar de ser perjudicial, resulta más bien, indispensable, además de ser muy bajos en grasas.  Sin embargo, existen riesgos cuando dichos alimentos no cumplen el protocolo adecuado para su preparación y en cuanto algunos tipos de pescados, en particular.

La mujer embarazada debe tener en cuenta estos riesgos para poder elegir las opciones que sean más seguras para su alimentación y el desarrollo de su bebé.

Mariscos

Comer mariscos crudos se traduce en el riesgo de contraer Vibrión Para hemolítico (Bacteria con forma de coma, dotada de movimiento ondulatorio.), una bacteria de las costas marinas que provoca un cuadro de gastroenteritis (es una inflamación de la membrana interna del intestino causada por un virus, una bacteria o parásitos.) muy intensa, especialmente peligroso durante el embarazo.

Esta bacteria habita en el mar durante todo el año. Cuando la temperatura del agua se incrementa, el Vibrión prolifera y coloniza a mariscos y crustáceos como almejas, ostras, machas y cholgas, los cuales pueden transmitir la enfermedad, en caso de ser consumidos. El consumo de ostras y almejas mal cocidas es la principal causa de este cuadro infeccioso. El periodo de incubación oscila entre 12 y 24 horas desde que se comen los mariscos hasta la manifestación de los síntomas, siendo los más frecuentes vómitos, diarrea, cólicos abdominales y malestar general, los cuales constituyen un grave riesgo para la madre y el bebé.

El consumo de pescado crudo también puede transmitir la bacteria, sin embargo, al congelar el pescado o al cocinarlo a más de 60 grados por al menos por 15 minutos, muere la bacteria.

Pescado

El mercurio es un metal que se encuentra de manera natural en el ambiente y también es liberado al aire libre por la contaminación industrial. Cuando el mercurio se acumula en cuerpos acuíferos, se transforma por la acción de las bacterias en una forma peligrosa denominada metilmercurio que se adhiere a los tejidos grasos de los peces. Aunque la mayoría de las especies de peces tienen rastros de mercurio, los peces depredadores de gran tamaño como el pez espada y el tiburón, contienen una mayor acumulación debido a que se alimentan de otros peces y son más longevos que las especies más pequeñas. El alto contenido de mercurio puede ser afectar negativamente el desarrollo del sistema nervioso del feto o de un bebé recién nacido.

Las mujeres embarazadas deben evitar a toda costa consumir pescados con alto contenido de mercurio. Lo ideal es que incluyan en su dieta hasta 12 onzas de pescado con bajo contenido de mercurio, como el salmón, el abadejo, el bagre y el atún en lata de bajo contenido graso, a la semana.  El atún blanco (albacora), contiene más mercurio que el atún en lata de bajo contenido graso. Los pescados recomendados son: salmón, arenque, anchoas, sardinas y trucha.

Las mujeres gestantes deben asegurarse siempre de que el pescado que vayan a consumir esté bien cocido para matar todas las bacterias o parásitos que puedan ocasionarle enfermedades. El pescado debe cocerse hasta que se torne opaco y se pueda desmenuzar fácilmente.

Sushi

El sushi, es un plato de origen japonés, el cual se basa en arroz cocido y aderezado con vinagre de arroz, azúcar, sal y otros ingredientes. El término sushi se refiere a este arroz y su acompañamiento, el cual puede ser cocido o crudo, dentro de los cuales se encuentran pescados, mariscos, vegetales, huevo,entre otros ingredientes.

Por definición el consumo de sushi no implica ningún riesgo en particular, el riesgo se vincula a la preparación y los ingredientes con los que esté elaborado el plato, como por ejemplo el atún o el salmón crudo.

En el caso de las preparaciones vegetarianas de sushi, existe siempre el riesgo de contaminación cruzada, la cual ocurre por una mala manipulación de los alimentos, y puede suceder en cualquier lugar en que se prepare comida, no sólo en los restaurantes de sushi, sino también en casa.  Por esta razón, hay que limpiar adecuadamente los utensilios de cocina y llevar a cabo una preparación adecuada de los alimentos.

El riesgo que de la ingesta de sushi viene dado por los ingredientes que se utilizan en su elaboración que en la mayoría de los casos consiste en pescado crudo.

Deja su comentario o duda