Un embarazo por lo general dura 280 días, es decir, 40 semanas. Y se empieza a contar a partir del primer día de tu última menstruación. Durante este tiempo van a ver cambios tanto en él bebe como en la madre. Vamos a conocer las etapas del embarazo que ocurre semana a semana en tu bebe.

Etapas del embarazo

Etapas del embarazo - Trimestres del embarazo

Trimestres del embarazo

Primer trimestre de embarazo (semana 1-13)
Durante el primer trimestre al bebe se le llama embrión, los cambios externos que experimenta en estas primeras 13 semanas son sorprendentes, por ejemplo, a las 6 semanas se puedes notar los ojos cerrado, un corazón latiendo y la columna vertebral formada, a las 8 semanas ya sus órganos están formados, y su boca, nariz y ojos en su lugar definitivo, a las 9 semanas ya se podrá identificar los brazos y piernas, los dedos aparecerán pero no muy bien definidos. En este primera etapa del embarazo es normal que la madre experimente mareo, nausea y cansancio.

Segundo trimestre de embarazo (semana 13-26)
Durante este segundo trimestre él bebe ya se coloca en posición fetal y ya se podría visualizar el sexo, sus sentidos se desarrollan por lo que es importante que tu bebe oiga tu voz. En el caso de la madre es normal que en esta etapa del embarazo aumente el apetito, puede que en ocasiones tengas ciertas molestias en la barriga, esto se debe a que está creciendo el tamaño de tu útero.
Tercer trimestre de embarazo (semana 27-momento del parto)
Esta es la etapa del embarazo más segura. Ya tu bebe se va colocando en posición, con la cabecita hacia abajo. Sus órganos ya se han formado, entre ellos los pulmones, los cuales empiezan a practicar movimientos. En esta etapa, por el tamaño de tu barriga se te puede dificultar realizar muchas cosas e incluso sentir molestia para dormir.

Semanas del embarazo

El embarazo Semanas: 14
Los miembros continúan formándose y las articulaciones ya son capaces de movimiento. Se desarrollan las uñas de las manos y de los pies, y todo el feto está cubierto por un pelo blando y fino llamado lanugo.

A partir de esta semana 14 la placenta está totalmente formada. El crecimiento comienza a ser rápido: el feto pesa ahora aproximadamente 135 g y mide alrededor de 12 cm.
Después de la semana 16 los riñones comienzan a producir orina diluida.

El embarazo en la semana 16
El feto comienza a tener un cuerpo más grande que su cabeza, mejor proporcionado con sus brazos piernas definidos. Continúa moviéndose aunque estos movimientos todavía pueden ser imperceptibles. Ahora su cerebro puede controlar sus movimientos.

Recordemos que semanas anteriores el feto tenía movimientos compulsivos porque su cerebro aún no los podía controlar pero a partir de esta semana puede responder a distintos estímulos. Si estás embarazada cursando la semana 16 prueba empujar suavemente tu abdomen con el dedo y tal vez puedas notar como se estremece.
Como ningún embarazo es igual al otro el crecimiento de tu bebé tampoco lo será por eso tal vez puedas notar sus movimientos.

Ya comienza a jugar con su medio y su cuerpo agarrándose sus manos y pies y jugando con el cordón umbilical. Comienza a crecerle el pelo y se da cuenta cuando la luz está encendida. Puede hacer muecas con su boca como forma para ejercitar los músculos del rostro frunciendo el ceño con una longitud parecida a la semana anterior y con un peso de más o menos 80 gramos.

En cuanto a los cambios en la mujer se puede notar claramente un aumento de peso y aumento del abdomen, lo cual variará el centro de gravedad inclinándote hacia atrás, pero es importante intentar por todos los medios mantener la espalda derecha par evitar los dolores de espalda.

Siéntate con la espalda bien pegada al respaldo de la silla.
A partir de ahora nunca levantes demasiado peso y si es imprescindible hazlo con las rodillas flexionadas, la espalda recta y levántate despacio del mismo modo. Pueden aparecer cambios en la piel como los que aparecen antes del período menstrual con una mayor pigmentación notoria en la línea negra que se forma desde el pubis al ombligo.

El embarazo en la semana 16 muestra los efectos de las hormonas con un efecto en el sistema digestivo favoreciendo el estreñimiento al ejercer el feto más peso sobre los intestinos, por ello es importante la ingesta propicia de alimentos ricos en fibra, beber suficiente cantidad de agua y hacer ejercicio físico.

El embarazo Semana 20
El feto es capaz de hacer movimientos vigorosos, que pueden ser notados por la madre. Los músculos se están desarrollando con rapidez y ha empezado a crecer pelo en la cabeza. El feto mide unos 21 cm de longitud.

El embarazo en la Semana 24
Los músculos están casi por completo formados. La placenta sigue creciendo: todos los nutrientes necesarios, incluyendo el oxígeno, pasan a través de ella desde la madre hacia el feto, y los productos de desecho son devueltos hacia la circulación y la sangre del feto y de la madre permanecen por completo separadas.
El feto todavía no es capaz de existencia independiente, aunque en raros casos han sobrevivido bebés nacidos en esta fase y sometidos a cuidados expertos. Pesa alrededor de 570g y mide unos 33 cm.

El embarazo Semana 28
A partir de este momento se dice que el feto es viable, puesto que tendría una probabilidad de supervivencia del 5% si naciese prematuramente. Cubierto por una grasa llamada vérnix, que le protege del líquido presente en el saco amniótico, mide aproximadamente 37 cm.

Aunque un bebé prematuro puede ser debidamente cuidado por los especialistas lo cierto es que debemos verificar en los análisis y con ayuda del médico las probabilidades que existen de esta concepción y mantener una dieta y forma de vida adecuada para que esto no ocurra.

El embarazo en la semana 29
Como leímos en la semana anterior de embarazo se mueve y va ubicando en posición correcta para el parto es decir con su pequeña cabeza hacia abajo intentando apoyarla sobre el cuello del útero. Estos movimientos son muy notorios.

El bebé va dando vueltas basta poder ubicarse correctamente. Gracias al desarrollo del cerebro puede obtener una buena regulación de su temperatura corporal a pesar de que continúa necesitando tu calor. Tu bebé en la semana 29 del embarazo podrá pesar alrededor de un kilo 400 gramos con una medida cercana a los 42 centímetros.

En cuanto a los cambios en la mujer en esta semana del embarazo se destaca sobre todo el aumento de peso del bebé y en consecuencia también tu aumento de peso. Con respecto a este aumento de peso del bebé y de la mujer puede variar mucho por ello estipular un número concreto de pesaje no es serio. Lo cierto es que este aumento se pronunciará sustancialmente en este último trimestre del embarazo.

Además de este detalle importante es normal la hinchazón de los pies y piernas. De hecho la hinchazón puede llegar al rostro. Pero si te sientes muy hinchada lo mejor es concurrir a tu médico para poder obtener una información certera de esta hinchazón.

Del mismo modo en este trimestre son comunes las contracciones de Braxton Hicks, las cuales no significan que el parto esté por llegar, salvo que éstas sean regulares cada 5 minutos durante una hora. En este caso llama a también a tu médico, puede tratarse de un parto prematuro.

El embarazo en la semana 31

Durante el embarazo la semana 31 el bebé pesa alrededor de 1600 gramos y 40 cm de medición. La mayoría se colocan con la cabeza hacia abajo, por lo que los golpes se sienten en la parte superior del abdomen. Esta posición también puede variar, pero generalmente puede cambiar debido a que los movimientos son más limitadas debido a la falta de espacio en el interior del útero. Si el feto se coloca nalgas, verá menos patadas, y se pondrán más claramente la presión de la cabeza debajo de las costillas.

La madre: cambios en esta semana

Desde la semana 31 de embarazo, comienzan a ser más molestos hemorroides, que son venas dilatadas que se encuentran en la mucosa de la zona perianal. Son tanto por la presión del útero sobre el recto, evitando el retorno venoso venas hemorroidales y estreñimiento embarazo en sí ya se ha discutido antes.

Las hemorroides y sangrado en las heces, picazón, ardor e incluso dolor. La mejor prevención es evitar el estreñimiento con una dieta rica en fibra (como ya se ha explicado), el ejercicio moderado y no estar demasiado tiempo sentado. Evite las comidas picantes y el alcohol. También hubo tratamientos orales flebotónicos y ungüentos hemorroides que su ginecólogo le recetará después de decirle a su problema.

Se empieza a notar la vulva hinchada, sobre todo al final del día. Esto se debe a la presión del feto también se altera área púbica retorno venoso. Algunos várices vulvares embarazadas, aumento del dolor en esta zona. Para el tratamiento, realizar los ejercicios de Kegel que activan la circulación en este nivel, hacer baños de asiento con agua fría y aplicar directamente la sal gruesa o envuelto en un plástico o fibra de vidrio.

Pruebas en esta semana del embarazo

Entre 31 y 34 semanas es el tiempo de la tercera ultrasonido trimestre. Se evalúa el crecimiento fetal mediante la medición de la cabeza, el abdomen y el fémur. Muestra la ubicación de la placenta y el grado de envejecimiento. Se cuantifica la cantidad de líquido amniótico.

Si hay un retraso del crecimiento y / o una disminución en el líquido amniótico que sería deseable para evaluar doppler fetal bienestar fetal. Hay pequeño feto debido a un fallo de la placenta y son conocidos como “los fetos con crecimiento intrauterino retardado.” Otro pequeño feto debido a la infección del feto, o un cromosómicas defectos de nacimiento que se llaman “pequeño para la edad gestacional anormal. “feto Sin embargo, la mayoría de pequeñas feto son normales. Estos se llaman” pequeña edad gestacional feto división normal “.

El embarazo en la semana 40

Durante la semana 40 del embarazo, el bebé pesa 3.400 gramos y mide alrededor de 48 pulgadas.

Dijimos que se mueve menos, pero todavía sentimos sus patadas. Es importante saber que si usted toma más de una hora sin ver lo que mueve a golpearlo se estimula el intestino para despertarte con suavidad, beber jugo o tomar algunas galletas. La contribución de la glucosa hace que el bebé comienza a moverse. Si a pesar de estas recomendaciones, después de un tiempo que aún no se dan cuenta que en el interior, se dirigió a la sala de emergencias.

La madre: cambios en esta semana

Durante la semana 40 de embarazo, usted puede comenzar a notar más y más contracciones. Si son rítmicas, cada 5 minutos, y que duró más de una hora, usted debe ir a la emergencia. Las contracciones de parto comienzan en la región del útero y puede bajar hasta el pubis. El hecho de que son dolorosos o no, depende de cada mujer embarazada. Por supuesto, incluso si las contracciones no son muy claras, pero señaló un dolor agudo, también opera emergencia.

Otras razones para ir a la sala de emergencias están sangrando o más rompe una regla y una bolsa. Usted debe saber que si el agua rompe el líquido amniótico de la salida de líquido es abundante. Puede haber una pérdida grande o fuera de la grieta y el líquido se produce en pequeñas cantidades, pero a veces también toma nota de los muslos de flujo de líquido. Es importante saber que al final del embarazo, por lo general hay una pérdida de orina que no debe confundirse con la ruptura de la bolsa, debido a que la orina por lo general deja una barrera de color amarillo cuando se seca sobre la grupa.

Pruebas en esta semana del embarazo

Es la primera prueba de la monitorización fetal, también conocida como la base para todas las mujeres embarazadas de bajo riesgo. En la semana 40, aunque los protocolos del sego indican que esta prueba es opcional en los embarazos normales. El monitoreo fetal es un simple, fácil de realizar, no invasiva y segura para la madre y el feto. El ayuno no debe ir a realizarte la prueba y se le pregunta si está tomando medicamentos que puedan afectar al feto.

Las variables estudiadas fueron: frecuencia cardiaca fetal, la variabilidad de la frecuencia cardiaca, la presencia de las promociones ni demoras. Esta prueba se considera reactivo o no reactivo. En caso de que la prueba no es razón basal reactiva para la admisión es repetir o terminar el embarazo. Si las pruebas son signos de sufrimiento fetal o su bebé pueden comenzar a sufrir, que se introduce para interrumpir el embarazo, el parto o cesárea realizándote induciéndote bien, en función del grado de implicación que valora ginecólogo allí.

También tratará de ver cómo ha cambiado el cuello. Si usted es demasiado larga usted va a salir en el hospital.

Es hora de planificar una cesárea en los casos en que el feto se coloca cabeza o transversal, no dilata el cuello y una cesárea, o cualquier otra razón en contra de un parto vaginal, buenas razones maternas y fetales.

Recuerda que a partir del séptimo mes del embarazo tu bebé puede nacer en cualquier momento y deberás estar preparada para ello, a pesar que si llegara a nacer prematuro deberá permanecer en la clínica por un tiempo determinado dentro de una incubadora para poder observarlo constantemente, porque necesita cuidados especiales durante algunos días hasta que puedas llevarlo a tu hogar.

Consulte siempre con su médico.