Aunque la manera más confiable de saber si estás embarazada o no es a través de una prueba de embarazo, te vamos a indicar los síntomas más comunes que se producen cuando se está en estado de embarazo. Cómo saber si estás o no embarazada: ¿cuáles son los síntomas? ¿En qué te tienes que fijar?

Cómo saber si estás embarazada – síntomas

Todo embarazo genera ciertos síntomas desde sus inicios, por lo tanto aquí haremos mención de cada uno de ellos.

Retraso menstrual

Este es el síntoma más importante y es común en todos los casos, y se hace evidente en las mujeres cuyo ciclo menstrual es regular.
Debido a que el retraso menstrual es uno de los síntomas principales cuando hay la existencia de un embarazo, puedes comenzar a alertarte si tu regla te ha fallado, aunque debes hacerlo sin nervios ya que debes descartar otros factores que influyen en su desaparición temporal (alimentación, estrés, temperatura) ya que estos factores repercuten directamente en las irregularidades de tu ciclo menstrual.

Mareos y náuseas

Este es otro síntoma muy frecuente en las embarazadas. Notarás sobre todo en las mañanas, que todo te da vueltas. Puede que estos mareos matutinos produzcan vómitos una o varias veces. Además se tiende a desarrollar mucha sensibilidad en el olfato, lo que puede incrementar las náuseas.

Apetencia o repulsión hacia ciertos alimentos

A parte de tener el olfato sumamente desarrollado y de presentar nauseas y mareos, también nuestro gusto por algunos alimentos cambiará y sentirás que algunas cosas que antes ingerías sin ninguna dificultad ahora no puedes soportarlas y viceversa.

Aumenta la sensibilidad y el tamaño de los pechos

Los senos se tornan más sensibles y crecen cuando se está embarazada. El cambio es suele ser leve al principio, pero este síntoma es muy importante ya que todas conocemos nuestro cuerpo y enseguida podremos notar si esta zona está presentando cambios.

Ligero sangrado vaginal

Debido a que ya se efectuó la implantación del óvulo en el útero puedes estar presentando un sangrado ligero, que algunas mujeres pueden llegar a confundir con la menstruación. Además suele producirse una disminución de la tensión arterial y es normal que empieces a padecer de dolores abdominales.

Cansancio y sueño

Este síntoma se da mucho debido al cambio hormonal que está experimentando tu cuerpo, por esto notará que estas más cansada y con mas sueño que de costumbre.

Aumento de la frecuencia miccional

Este es un síntoma que suele aparecer cuando el embarazo ya ha pasado las primeras 8 semanas ya que el feto ejerce una presión sobre la vejiga, debido a esto aparecen estas ganas frecuentes de ir a orinar. Sin embargo hay casos en donde las embarazadas experimentan este síntoma desde el primer momento de su embarazo.

¿En cuáles días del ciclo menstrual se produce el embarazo?

En cuáles días del ciclo menstrual se produce el embarazo

El embarazo se produce durante la ovulación, la cual suele suceder alrededor del día 14 del ciclo menstrual, para saber cuál es este día debemos contar desde el primer día de la última menstruación (en un ciclo menstrual de 28 días), en el día que se produce la ovulación, uno de los dos ovarios desprende un ovulo para ser fecundado.
Este óvulo es alojado en las trompas de Falopio, donde posteriormente se produce la fecundación por medio de un espermatozoide. El óvulo al ser fecundado, poco a poco irá bajando por las trompas de falopio durante una semana, hasta que se posicione en el útero, donde se hará la fijación a la pared uterina.
Cuando el óvulo se fija en el útero, se comienza a segregar una hormona llamada hCG (gonadotropina coriónica), que se produce por la placenta y esta provocará los primeros síntomas del embarazo. Por otra parte, en las pruebas de orina o sangre que se usan para descartar un embarazo se busca la presencia de esta hormona.

Debido a esto lo más recomendable es que dejes pasar por lo menos 15 días desde el momento en el que se presenten los síntomas del embarazo, o cuando tengas una falta en tu menstruación.

Un retraso menstrual es indicativo de la existencia de un embarazo

Un retraso menstrual no es indicativo de estar embarazada, así que a pesar de que estés experimentando la angustia de no saber si estas embarazada o no, lo mejor es que esperes unos días antes de decidir hacerte el test de embarazo, ya que la ausencia de la menstruación se debe a muchos factores que no necesariamente están relacionados con el embarazo.

Cómo saber si estás embarazada: test de embarazo

La mejor manera de saber si estas embarazada, es a través de un test de embarazo ya sea de sangre o de orina, en la actualidad existen muchos test de orina de diferentes marcas que te ayudarán a saber si estas embarazada

Test de orina

Orina y azucar para saber si estas embarazada - Cómo saber si estás embarazadaEstos test puedes comprarlo en cualquier farmacia, son muy rápidos y sencillos de usar, y además te sacarán de dudas en seguida. Debes tener en cuenta que el embarazo en la orina es detectado luego de haber pasado 15 días desde la fecundación, antes de este tiempo, el test no será efectivo ni dará resultados confiables.
También se recomienda que se lleve a cabo el test, con la primera orina de la mañana ya que es la que concentra un mayor nivel de hormona hCG. Es importante que leas muy bien las instrucciones del test que vayas a usar, ya que los procedimientos a seguir pueden ser variados de unas marcas a otras.

¿Son confiables los test de orina?

Los test de orina son muy confiables, si tienes sospechas de estar embarazada y los test de orina te arrojan un resultado negativo, puedes repetir la prueba luego de haber pasado varios días. Si aun así los resultados siguen siendo negativos y aun presentas la ausencia de la menstruación, entonces debes ir al médico. Puede que la prueba esté arrojando falsos negativos, ya que los niveles de la hormona hCG en la orina no sean suficientes para ser detectados por el test, por lo que es necesario hacerte un análisis de sangre, que tiene un alto porcentaje de precisión, o bien una ecografía.
Por otra parte, si el test de orina arroja resultados positivos, estás embarazada, ya que en estas pruebas no hay falsos positivos.

Test de embarazo negativo, falta de menstruación: ¿por qué?

Como hemos mencionado, es posible que al hacer un test de embarazo este salga negativo y tú estar embarazada de verdad, pues la cantidad de hormonas de hCG puede ser insuficiente para que dicho test lo detecte. Pero, ¿qué está pasando cuando no estamos embarazas y no nos viene la menstruación? A continuación te mostraremos las causas de esta situación.

Estrés

Los nervios y el estrés son los causantes en muchas ocasiones de que nuestra menstruación nos llegue temprano o muy tarde. Ten en cuenta que si estás viviendo una situación estresante, ya sea en tu vida profesional como personal, tu cuerpo lo notará y, por consecuencia, tu regla puede retrasarse unos días.

Deporte

Practicar deportes en exceso es algo que también puede generar consecuencias negativas sobre nuestro ciclo menstrual, por lo que si tienes un retraso, es una buena idea dejar de ejercitarte por unos días hasta que tu cuerpo se equilibre.

Anticonceptivos

Si ya tienes tiempo tomando anticonceptivos, estos pueden ser los que ocasionen que tu menstruación no llegue, y también de que tengas un ciclo menstrual irregular. En este caso, tu cuerpo se regulará solo, pero si llevas tres meses o más sin menstruación, es mejor que te dirijas a un médico para que te realice un chequeo.

La edad de la mujer

Tanto si hablamos de adolescentes como de mujeres con más de 40 años, debemos tener en cuenta que la edad es un factor determinante para que la menstruación nos llegue tarde y que sea irregular. En el primero de los casos, es precisamente porque se está iniciando esta faceta en nuestro organismo y este debe acostumbrarse a estos cambios hasta que se consiga obtener un equilibrio lo que significa un ciclo menstrual regular, mientras que en el segundo caso es al revés: la ausencia de la menstruación puede ser un síntoma de estar entrando en la menopausia.

Alteraciones en tu peso

Si has pasado por situaciones que han hecho que tu peso corporal varíe, debes tener en cuenta que esto también puede ser un factor que determine que tu menstruación no llegue, o bien que tarde en hacerlo.

Síndrome de Ovario poliquístico

Este es un síndrome muy común que padecen las mujeres, se debe a que los ovarios crean más óvulos de lo habitual. En este caso, estos óvulos que sobran no son desechados y se quedan en forma de quistes en los ovarios y esto puede desencadenar irregularidades en el ciclo menstrual de la mujer.

Tumores

Los tumores afectan al sistema nervioso y, pueden hacer que la regla nos llegue tarde o que desaparezca. Es por esto que debemos visitar constantemente a un médico rápidamente, pues los tumores tienen mucho mejor pronóstico cuando se detectan antes.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es también una de las causas de los retrasos y desajustes en la menstruación, ya que con esta condición se produce menos prolactina y más tirotropina.

Diferentes medicamentos

Algunos de los medicamentos más corrientes y usados, pueden hacer que nuestro ciclo menstrual se vea alterado, por lo que es necesario, que suspendamos todos los tratamientos que estemos haciendo. Eso sí, antes de hacerlo visita a tu médico.

La lactancia

Por último, debemos mencionar que las mujeres que se encuentran en período de lactancia también pueden ver su ciclo menstrual irregular y no por esto deben creer que están embarazadas nuevamente.

Consejos muy importantes

Para que logres relajarte cuando no te viene la menstruación: toma infusiones de tilo, hierba luisa, o melisa antes de dormir. Si te cuesta dormir realiza ejercicios de respiración suaves y trata de desconectarte de la idea de estar embarazada, para que tu cuerpo deje a un lado el estrés y pueda bajar la menstruación.
Si sospechas que efectivamente estás embarazada, no bebas, no fumes alcohol ni tomes medicamentos.

Test embarazo positivo: ¿qué debemos esperar del primer trimestre?

Si el test de embarazo dio como resultado un positivo. En este caso, hablarte de los primeros síntomas del embarazo que se presentan en el primer trimestre y lo que puedes esperar los primeros días y semanas para que te vayas preparando física, mental y emocionalmente.
Los síntomas que aparecen las primeras semanas de embarazo y que se ven generalmente en el primer trimestre son los siguientes:

Náuseas y vómitos

Este es un síntoma que no le pasa a todas las mujeres, pero es uno de lo más incómodos y molesto para aquellas que sí lo sufren. En este caso, es importante decir que lo mejor que pueden hacer las mujeres que padecen este síntoma tan desagradable es comer en pocas cantidades y varias veces al día para poder aliviar un poco esta situación.

Falta de ciclo menstrual

Este es uno de los principales indicativos de que se está embarazada como ya lo hemos visto.

Aprensión a ciertos alimentos

Algunas mujeres embarazadas desarrollan un tipo de aprensión hacia algunos alimentos y esto provoca que no les apetezcan, a la vez que se ponen muy mal con solo olerlos o tenerlos cerca. En este caso, se deben evitar estos alimentos cerca o en casa siempre y cuando sean esenciales en la dieta. En caso contrario, debes indicarle a tu médico para que te indique alimentos similares, para que puedas evitar esos alimentos que te sientan mal.

Irritabilidad

Debemos tener en cuenta que algunas mujeres embarazadas se sienten muy contentas, pero también las mismas pueden llegar a sentirse de lo más irritables y esto es debido a las hormonas que estaban acostumbradas a hacer algunas funciones en nuestro organismo, ahora tienen que hacer otras y prácticamente trabajar doble.

Sensibilidad en los senos

Al cuerpo empezarse a preparar para el desarrollo del bebé es frecuente que las mujeres empiecen a experimentar, a sentir y a ver los cambios en sus cuerpos. La zona que se ve más afectada en las primeras semanas de embarazo son los senos. Para aliviar esta sensación tan incómoda, lo que debes hacer es usar ropa de algodón que no te quede ajustada. No importa si es necesario que compres sujetadores cada semana, lo importante es que estés cómoda y que te vayas adaptando a esos cambios que irá experimentando tu cuerpo durante los 9 meses.

Cambios emocionales frecuentes

En cuanto a las emociones, las mujeres embarazadas pueden variar por muchas de ellas en los primeros tres meses, aunque debemos mencionar que en el primer trimestre del embarazo lo más frecuente es que se esté en un estado de felicidad y de expectativa, debido a los cambios que realizando nuestro cuerpo.
En el caso de los embarazos no buscados, es posible que la mujer esté muy sensible y que presente sentimientos negativos, pero es muy posible que estos pasen a medida que va progresando el embarazo y cuando la mujer empiece a ver a su bebé. De todos modos, si te sientes muy depresiva, y las cosas no mejoran, lo mejor que puedes hacer es ir a tu médico para pedirle alguna asesoría o consejo.

¿Cómo prepararme si estoy embarazada?

Lo primero que debes hacer es mentalizarte. Si llevas algún tiempo buscando un bebé, seguramente ya estás mentalizada, pero en cualquiera de los casos es necesario que sepas que este será un proceso “especial” el cual requiere de muchos cuidados y sobretodo que pongas de tu parte.
Una de las cosas que te ayudarán a mentalizarte de que estás embarazada, es calcular cuando será la fecha del parto. Es cierto que puede existir la posibilidad de un parto prematuro o que el parto se adelante o retrase por variadas razones, pero comenzar a calcular esa fecha en la que tu bebé vendrá al mundo te ayudará a tener conciencia de que lo que te está pasando es real y de que ciertamente ya hay una vida creciendo en tu vientre.
Si, interiormente, ya te sientes preparada, también puedes elegir el momento de contárselo a tus seres queridos. Es un momento de alegría para tus allegados y por esto lo ideal es que sea un momento especial.
Lo otro en lo que debes mentalizarte es en los cambios que va a experimentar tu cuerpo y de los síntomas que vas a sufrir como: mareos, náuseas, dolor de ovarios, etc. A medida que el embarazo vaya avanzando es fundamental que te aceptes a ti misma y que veas esos cambios que se van produciendo en tu cuerpo como algo natural y bonito.
Luego, lo que debes hacer es buscar un gineco-obstetra de confianza.Hay muchas mujeres que no acuden a este profesional de la salud con la frecuencia que deberían, pero ahora que estás embarazada es sumamente necesario. Vas a tener que ir muchísimas veces, al gineco-obstetra para que éste evalúe el estado de tu embarazo y pueda confirmar que todo va bien y que no hay ningún problema.
Así que nuestra recomendación es que acudas a tu gineco-obstetra de confianza, ya sea porque su trabajo es conocido por tus familiares, porque algunas amigas muy cercanas y de confianza te lo han recomendado, o porque es un ginecólogo de probada reputación en tu región.
Cómo prepararme si estoy embarazadaPor supuesto, si estás embarazada, debes empezar a seguir una serie de hábitos saludables. No te preocupes, tu médico te recomendará todo lo necesario para ti y para tu embarazo en particular, pero desde ya te adelantamos que debes mantener excelentes niveles de ácido fólico, tomar vitaminas que son indicadas para mujeres embarazadas.
Por supuesto, debes cuidar tu dieta recordando siempre que ahora no eres solamente tú la que comes y, por supuesto, debes descansar muy bien y evitar los movimientos bruscos, sobreesfuerzos, o los ejercicios que te puedan ocasionar cualquier tipo de daño o golpe en el feto.
Ahora que estás embarazada, también debes tener en cuenta que hay algunas cosas que ya no vas a poder hacer, durante los 9 meses de embarazo. Se acabó el beber alcohol, el fumar, la cafeína y mucho menos el tomar cualquier otro tipo de drogas. Toda aquella sustancia que tomes y sea perjudicial para tu organismo, también lo será para tu feto, pero multiplicado. La ingesta de bebidas alcohólicas o el consumo de tabaco durante el embarazo pueden causar deficiencias graves en el desarrollo del feto y por ende presentar problemas en el desarrollo de su sistema nervioso.
Así que, es muy importante que te enfoques en la responsabilidad que tienes al estar desarrollándose una vida en tu interior, una vida que depende completamente de ti y de tus cuidados.

Artículos Relacionados